26/8/07

Lecho


El día que se casaron Alex y Marta, Alex amaba a la difunta María. Un año más tarde en la cama conyugal, Marta trata de despertar a un Alex con cara apacible. Trata y trata, pero el alma de Alex ya estaba con su verdadero amor.



Ilustración: "Amor dentro del Caos 2" de Nicoletta Tomas

6 comentarios:

  1. En Je t'aime Paris hay una secuencia paralela. Sólo que acá, el que está enamorado de otra termina, a fuerza de representar amor por su mujer agonizante, amando a su esposa.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso tu cuento, en especial cuando lo lees en perspectiva desde su parte 1.

    El amor rebasa cualquier límite.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Garcín
    Buscaré Je t'aime Paris no la he visto...
    Saludos desde México

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ximena, qué lindo que te haya gustado mi minicuento!
    Tienes razón el amor es así... no tiene fronteras...
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Su rostro ya no la miró: cuando ella despertó, él ya no estaba ahí.

    Acá llegando vía el bló de don Garcín Altoalcázar.

    Sergio.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, The Phoenix...
    le queda buenísimo...a mi cuento, hay maneras diferentes de ser dinosaurios.
    Gracias y al bló de Garcín

    ResponderEliminar